jueves, 9 de agosto de 2012

El patio de las parabolas (1)

Les comparto esta foto que saque ayer en el patio parroquial. El piso del patio está hecho con una gruesa carpeta de cemento que le da un aspecto gris, plomizo y lúgubre a ese sector de la parroquia. En el centro del patio hay un resumidero. Desde lo oscuro de ese hediondo lugar, por entre las rejas que parecieran establecer una frontera entre lo luminoso del día y el abismo más tenebroso se mostraba una flor bellísima. Llena de color, de vida y de entusiasmo por abrazar el sol. Cuantas parábolas llenas de vida nos predica permanentemente la naturaleza. La vida siempre se abre paso, incluso desde las circunstancias más sombrías. Aquel que desee abrazar el sol descubrirá en sí mismo una fuerza espiritual que lo conducirá a la meta.
Cristian Bonin