martes, 31 de marzo de 2015

HACIENDO MEMORIA : SINODO Y PASCUA EN LA DIOCESIS DE VIEDMA






Retransmito por este medio un mensaje de Silvia y Eduardo Caram que nos ayudan a hacer memoria agradecida de la providencial asamblea profética que significó y debería significar el Sínodo de la Diócesis de Viedma anunciado en la pascua de 1980 y finalizado en la pascua de 1985. Que valioso reasimilar las luminosas expresiones sinodales para ayudar en las maduraciones de una iglesia encarnada, samaritana, misionera, profética y en continuo estado de conversión. 
Cristian

HACIENDO MEMORIA: SINODO Y PASCUA EN LA DIOCESIS DE VIEDMA

En la Pascua de 1980 el Padre Obispo Miguel Esteban Hesayne anunció el Primer Sínodo Pastoral de la Diócesis de Viedma, que en ese momento abarcaba a toda la Iglesia de la provincia de Río Negro y que luego se realizaría en dos momentos:

*En octubre de 1983, con la presencia de 265 participantes.                                                                          

* En agosto  de  1984, con la presencia de 311 sinodales.

Las dos sesiones fueron preparadas con todos los cristianos de Río Negro que lo quisieran, a través de previas Asambleas Parroquiales y Vicariales.

 En la Pascua de 1985 el padre Obispo Miguel Esteban Hesayne ofreció al Pueblo de Dios que peregrina en Rio Negro los diversos aportes que fueron presentados del Primer Sínodo Pastoral de la Diócesis de Viedma y publicaba la Exhortación Pastoral Post-Sinodal Para Anunciar a Jesucristo

 En el corazón de esa Exhortación expresaba: “DESDE LOS POBRES A TODOS”  y decía:

“Esta es una de las conclusiones que más claramente surgen del Sínodo Pastoral Diocesano. La iglesia, ella misma pobre, despojada de medios de poder, se identifica con los pobres asumiendo su condición y sus proyectos para evangelizar a todos sin exclusión, ya que todos estamos llamados al Reino. Jesucristo que convoca a todos a seguirlo, demostró la grandeza del amor preferencial de Dios a los pobres identificándose con ellos desde su nacimiento, en su vida y sobre todo en su Pasión y Muerte, donde llegó a la expresión máxima de la pobreza. Por eso los pobres merecen una atención preferencial, cualquiera sea la situación moral o personal en que se encuentren”.

 Hoy, Pascua del año 2015 se cumplen 35 años del llamado al Sínodo Pastoral de la Diócesis de Viedma y 30 años de la Exhortación Pastoral Post-Sinodal Para Anunciar a Jesucristo.

ACCEDE , LEE , MEDITA Y COMPARTÍ EL EDIFICANTE Y PROFETICO DOCUMENTO DE LA EXHORTACION POSTSINODAL :