sábado, 28 de marzo de 2015

Mensaje de los Obispos Patagonicos para esta Pascua 2015


 
 
Les comparto un extracto del mensaje de los obispos de la Patagonia para esta Pascua 2015. En las misas de este fin de semana compartiremos hojitas impresas con el mensaje completo para rumearlo en casa , en familia o entre vecinos durante esta semana santa. Y si hay quienes tienen la valiosa iniciativa misionera de visitar a los vecinos de la cuadra , a los imposibilitados de participar de las celebraciones comunitarias de Fe o a los más alejados … véanme en la parroquia así les entrego estos mensajes impresos para que los hagan llegar   a estos hermanos y familias junto a un saludo pascual. Buen fin de semana. Bendiciones. NO NOS QUEDEMOS ENCERRADOS EN NINGÚN  SEPULCRO.

Cristian

MENSAJE PASCUAL 2015 (EXTRACTO) 

Con que ternura y fuerza les habló Jesús a sus discípulos , que seguían todavía con su corazón confundido por lo sucedido en el calvario. Los sacudió de la pesadumbre , desazón y tristeza saliendo a su encuentro : “SOY YO MISMO!!!!”. Tiene ya las manos y los pies sueltos y se ha transformado en un manantial de Vida Nueva , la del Espíritu , que quiere compartir con ellos … y también con nosotros.

“MIREN MIS MANOS”

Nuestra sociedad , y cada uno de nosotros, tenemos experiencia de manos violentas , o cerradas, porque buscan acumular más y más … o mezquinas para dar al obrero su salario , o ausentes de cariño y delicadeza de una manera especial hacia su familia , o depredadoras de la naturaleza. Al mismo tiempo , con impotencia, vemos también manos clavadas a la cruz del abandono , de la soledad , de los sin … sin … sin … sin tierra , sin agua , sin vivienda , sin salud , sin futuro , sin trabajo , sin vida digna . Atadas no solo por la pobreza , sino por padecer hoy injusta exclusión o descarte.

Todo ello es cierto. Sin embargo, Jesús , que irrumpe entre nosotros en esta Pascua , nos mueve a liberar nuestras manos con la fuerza desbordante de su Vida Nueva para el encuentro fraterno , la revolución de la ternura , para decidir desde el Bien Común y construir una sociedad que se ocupe y preocupe por la felicidad de todos. Jesús Resucitado nos alienta: “NO TENGAN MIEDO!! AQUÍ ESTAN MIS MANOS : MIRENLAS”. Ciertamente son manos heridas porque amaron sin límites; pero libres y abiertas para acariciar, abrazar, bendecir , abarcar a todos. ¡Qué  sus manos nos toquen y liberen las nuestras, llenándolas de su amor y compasión! Y así responderemos también a lo que el Papa Francisco nos dice en el mensaje de Cuaresma: “Cuanto deseo que nuestras parroquias y nuestras comunidades lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia”.

“¡MIREN MIS MANOS Y MIS PIES! ¡SOY YO MISMO!”

Estaba muerto pero ahora “ ¡ESTÁ VIVO!”. Salgamos del encierro del sepulcro y ayudemos a otros a salir de él, a vivir en la esperanza y el gozo pascual , en nuestro corazón , en nuestra familia y sociedad. Cada uno desde el lugar en el que estamos y desde la responsabilidad que nos toca , entreguemos la vida , NO A MEDIAS O EN RETAZOS, sino enteramente y para felicidad de todos.

Firman el documento Virginio D. Bressanelli, scj, Obispo de Neuquén; Fernando Croxatto, Obispo Auxiliar de Comodoro Rivadavia;   Marcelo A. Cuenca, Obispo de Alto Valle del R. N.;  Juan José Chaparro, cmf, Obispo de San Carlos de Bariloche;  Miguel Ángel D’Annibale, Obispo de Río Gallegos; Joaquín Gimeno Lahoz, Obispo de Comodoro Rivadavia; Esteban M. Laxague, sdb, Obispo de Viedma; José Slaby, c.ss.r., Obispo de la Prelatura de Esquel; Fernando Bargalló, Obispo emérito de Merlo-Moreno; Miguel E. Hesayne, Obispo emérito de Viedma; Marcelo A. Melani, sdb, Obispo emérito de Neuquén; Néstor H. Navarro y José Pedro Pozzi, sdb, Obispos eméritos de Alto Valle del Río Negro.