lunes, 14 de abril de 2014

Mensaje de los Obispos patagonicos para Pascua

Pascua, una invitación a la paz social en el Sur
Viernes 11 Abr 2014 | 11:16 am
 
 
General Roca (Río Negro) (AICA): Los obispos de la región Patagonia- Comahue expresaron un deseo de feliz Pascua para los feligreses y convocaron a vivir una vida “nueva, personal y comunitaria como responsables del destino de la Patria”. Ante la realidad regional, los prelados se cuestionan que los conflictos “se prolonguen hasta el desgaste” y convocan a despojarse del ‘hombre viejo’ para resucitar como comunidad pascual y soñar y querer una sociedad feliz.
 
Los obispos de la región Patagonia- Comahue expresaron un deseo de feliz Pascua para los feligreses y convocaron a vivir una vida “nueva, personal y comunitaria como responsables del destino de la Patria”.

En un mensaje difundido por la Pastoral de Comunicación, los obispos invitan “a mirarnos y descubrir los caminos de una sociedad que busca y trabaja por el bien de todos”, al tiempo que hacen un llamado “esperanzador y gozoso” porque “sin encuentro y sin diálogo, los conflictos y problemas no solo no se solucionan, sino que se agrandan, prolongan y agravan”.

Ante la realidad regional, los prelados se cuestionan: “¿Cómo es posible que los conflictos se prolonguen hasta el desgaste, llevando a pensar que esto es una estrategia de gobierno?; ¿cómo es posible que en nuestra sociedad se haya instalado el convencimiento que los únicos medios eficaces para un reclamo justo sean los cortes de ruta o medidas de fuerza extorsivas?; ¿puede ser ese el camino normal, usual, para un pueblo que quiere crecer y reafirmar su destino común?; ¿Cómo puede ser que estemos legitimando el ilícito como herramienta necesaria de toda negociación, convirtiéndolo en un derecho? Actuar así nos enfrenta y confronta, nos divide y paraliza”.

Los prelados del sur argentino expresan que tanto gobernantes como quienes reclaman deben repensar sus estrategias: “Estas deben inspirarse en el diálogo honesto y la sincera búsqueda del bien común. El Papa nos dice que la unidad debe prevalecer sobre el conflicto y que el todo es superior a la parte”.

Asimismo, manifiestan su preocupación por la educación, la salud, la seguridad, el aprovechamiento de empresarios y comerciantes por el alza desproporcionada de los precios y los conflictos de lenta solución. Sostienen que la falta de convivencia, la magra calidad educativa y la pobreza exigen “descubrir los itinerarios de diálogo y encuentro entre las partes”.

Del mismo modo, los obispos afirman que existe “una responsabilidad especial” que les cabe a los gobernantes: “La Pascua puede significar para ellos también un llamado a resucitar con un nuevo espíritu: el del servicio y del bien común, libres de todo interés falso”.

“Como miembros de la Iglesia, asumamos con humildad y gozo la invitación de Jesús a despojarnos del ‘hombre viejo’ para resucitar como comunidad pascual. Soñemos y queramos una sociedad feliz, a eso tiende la Pascua de Jesús”, manifiestan.

“¿Es esta una utopía? –agregan-. Ciertamente, pero pedimos que la utopía se convierta en la realidad de una sociedad nueva”.

El mensaje de Pascua lleva la firma de monseñor Virginio Bressanelli SCJ, obispo de Neuquén; monseñor Marcelo Cuenca, obispo de Alto Valle del Rio Negro; monseñor Juan José Chaparro CMF, obispo de San Carlos de Bariloche; monseñor Miguel Ángel D'Annibale, obispo de Río Gallegos; monseñor Joaquín Gimeno Lahoz, obispo de Comodoro Rivadavia; monseñor Esteban Laxague SDB, obispo de Viedma; monseñor José Slaby CSsR, obispo prelado de Esquel, monseñor Marcelo Melani, emérito de Neuquén; monseñor Néstor Navarro y monseñor José Pedro Pozzi SDB, eméritos de Alto Valle del Río Negro.+
Texto completo del mensaje