miércoles, 12 de marzo de 2014

Reunión de Consejo Pastoral Parroquial


Ayer a la tardecita nos reunimos el Consejo Pastoral Parroquial que nuclea a referentes de la animación evangelizadora de las pequeñas comunidades cristianas y áreas pastorales.
Agradezco muchísimo a quienes le ponen el cuerpo y el corazón a estas instancias importantes de encuentro y proyeccion evangelizadora. Estuvieron presentes animadores de las comunidades de San José y San Cayetano (B°Maldonado) ; Virgen de Luján (B°Las Bardas) ; Sagrado Corazón de Jesús (Centro) y María Auxiliadora (Villa Unión). Ausentes comunidades de Darwin y Paso Piedra.
También estuvieron presentes animadores de las áreas pastorales de liturgia (músicos y guías); pastoral carcelaria; catequesis; Hogar parroquial de Ancianos; servicio de arropamiento, ayuda inmediata y hogar de paso; Espacio de educación informal y movimiento de Legión de María.  
Mantener el dinamismo del encuentro es imprescindible para seguir creciendo como comunidades cristianas. Sin encuentro no se crece. O en todo caso se empobrece gravemente la capacidad de caminar unidos, de interactuar sanamente, de proyectar creativamente, de experimentar la proximidad de Cristo, de descubrir la Vida en abundancia que aflora como fruto del encuentro en Cristo. “Donde dos o más estén reunidos en mi nombre es que yo habitaré entre ustedes” (Mt. 18,15-20) nos dice Jesús.
Encontrarse, reunirse, convocarse es necesario si queremos ser Comunidad Cristiana. Es importante también revisar desde que espíritu salimos al encuentro del otro, o que espíritu predomina en las reuniones. En las reuniones de consejo pastoral parroquial y uno desea que en toda reunión y encuentro cristiano nos dispongamos a consustanciar el corazón con el espíritu del evangelio que nos anima a vivir una espiritualidad que “libere, sane, llene de vida y de paz, al mismo tiempo que convoque a la comunión solidaria y a la fecundidad misionera” (E.G.89)
Como nos alienta a vivir el Papa Francisco desde la Evangelii Gauduim revisarnos como iglesia en esto de no quedar enganchados en ese aprecio por “espiritualidades del bienestar” sin comunidad o en las “teologías de la prosperidad” sin compromisos fraternos. Como iglesia nos convocamos, no para edificar o mantener “nidos calentitos” sino para construir el Reino. Entendiendo reino no en clave feudal sino como nos lo enseña Jesucristo.
Durante la reunión de consejo fuimos orando y charlando temas  vinculados a situaciones diversas. En estos días recompartiremos como se fue viendo vivir el tiempo de cuaresma, semana santa y Pascua.
En el blog iremos subiendo y actualizando horarios de reuniones en las comunidades. Algo que se celebraba como una certeza es el identificar que la continuidad en el encuentro (personal, grupal, comunitario) es fructífero.  Cuidar este bien es responsabilidad conjunta.
Se dialogó sobre situaciones que se van viviendo en algunas comunidades y áreas pastorales. Vida en marcha, proyectos, añoranzas.
Se charló y se formularon inquietudes sobre  la evangelización desde la catequesis. Se compartió el camino que se viene haciendo. Las limitaciones debidas fundamentalmente a los poquitos catequistas que hay y a la vez el panorama esperanzador de dejarnos renovar por Cristo que nos invita a caminar aún en la pobreza.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Bendiciones y ánimos misioneros!!!!!!!!!!!!!
¡¡¡¡ Bendiciones para los valiosos referentes de áreas y comunidades , por su presencia, formulacion de inquietudes y participación en la elaboracion de decisiones !!!!!