miércoles, 27 de noviembre de 2013

Expresiones de Monseñor Delgado ante la manifestacion violenta contra la iglesia durante el Encuentro Nacional de Mujeres Autonconvocadas

 
 
Mons. Delgado lamentó el rencor y odio a la Iglesia de grupos ideologizados
Miercoles 27 Nov 2013 | 11:15 am

Mons. Delgado, en la catedral metropolitana. ver más
San Juan (AICA): El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Alfonso Delgado, lamentó los graves incidentes y destrozos ocasionados por un grupo de participantes del Encuentro Nacional de Mujeres Autoconvocadas. Sostuvo que hay “disgusto” en la gente por lo sucedido y cuestionó el ataque directo a la Iglesia, que es “una constante” en este tipo de convocatorias y que “forma parte del programa no escrito”. Asimismo, adelantó que el próximo domingo hará un acto de desagravio por la quema de una figura del Papa.
El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Alfonso Delgado, lamentó los graves incidentes y destrozos ocasionados por un grupo de participantes del Encuentro Nacional de Mujeres Autoconvocadas, que se desarrolló del 23 al 25 del corriente en la provincia. Sostuvo que hay “disgusto” en la gente por lo sucedido y cuestionó el ataque directo a la Iglesia, que es “una constante” en este tipo de convocatorias y que “forma parte del programa no escrito”. Asimismo, adelantó que el próximo domingo hará un acto de desagravio por la quema de una figura del Papa.

En una entrevista concedida al Diario de Cuyo, monseñor Delgado afirmó que un cierto sector ideologizado y fundamentalista que promueve la legalización del aborto “convierte a la Iglesia en el epicentro del rencor y el odio”, y observó que muchas sanjuaninas que se aprestaban a participar de los talleres propuestos por la organización fueron agredidas, insultadas y discriminadas por su condición de católicas.

-¿Qué evaluación hace de lo que sucedió con el Encuentro de Mujeres en San Juan?
- Yo puedo hablar por lo que escuché y vi, no desde lo que pasó en los talleres. Creo que hemos sido agraviados muchos sanjuaninos y especialmente las sanjuaninas, no sólo por las pintadas, sino por los espectáculos que se han visto en las calles. Hay una expresión de disgusto en la gente, de que les han tomado el pelo, de que han acogido personas y les han destrozado la casa. No sólo por las pintadas, que es fácil de resolver pese a que tenemos que pagarlo todos los contribuyentes, sino por esa cosa del agravio, de la violencia.

-La organización del Encuentro repudió los actos vandálicos y dijo que lo hizo un grupo pequeño que no opacó el debate de más de 20.000 mujeres, ¿qué opina?
- No parece que hayan sido tantas, pero en definitiva, deben ser responsables de esto. Pero ahora, la pregunta del millón es quién organiza esto, quién lo digita, quién lo financia.

-¿Quién cree?
-No creo que se encuentre la respuesta.

-¿Considera que lo que pasó fue un ataque directo a la Iglesia, más allá de las diferentes premisas que tuvo el Encuentro?
- Eso ha sido una constante en todos estos Encuentros y que va creciendo cada vez más. Eso lo sabemos todos, lo saben ellas y es parte del programa no escrito.

-¿Por qué?
- Quizá el caballo de batalla del sector ideologizado fundamentalista es el aborto. El derecho a la vida lo defiende el budista, el islámico, el judío, el evangélico, el católico o el ateo, pero la Iglesia defiende la vida desde la concepción. Entonces, quien más defiende la vida del niño por nacer es la Iglesia y por eso se convierte en el epicentro de ese rencor y odio.

-Hubo versiones que decían que hubo cierta provocación de la Iglesia Católica al colocar carteles pro-vida en la ciudad, ¿qué piensa?
- Los derechos humanos nunca son una provocación, son un valor permanente y nadie los puede pisotear. También quiero resaltar el valor de muchas mujeres sanjuaninas y de otros lugares del país que aportaron su riqueza de mujer, eje de familia, de sostén de la sociedad y transmisora de vida en los debates. En los talleres, me contaron, ellas pasaron momentos desagradables porque si bien se decía que eran espacios libres, abiertos, dialogantes y democráticos, parece que quien no estaba en la cuerda oficial de la ideología del Encuentro recibía hostilidad.

-¿Cómo vivió la quema de la figura del Papa y las pintadas en la Catedral?
- Estaba rezando, junto a unas 1.000 personas, dentro de la catedral. Hubo alguien que comentó que afuera llevaban un carrito con leña y pensamos que era para un asado, pero era para quemar la figura del Papa, por lo que el domingo haremos un desagravio. Fue sorprendente ver cómo durante esa quema, algunas mujeres bailaron y ulularon alrededor del fuego como en las películas del “Far West”, lo que me hacía pensar que nada era espontáneo. Yo quería que no limpiaran tan rápido la Catedral, para que la gente mirara las pintadas. Creo que es importante que recapacitemos en las cosas que nos hacen crecer y madurar y en las que nos hacen retroceder.+
Se prendió fuego un muñeco que representaba la persona del Papa Francisco
 
Voluntarios realizaron un cordon humano para impedir la destrucción del edificio Catedral, varios fueron hospitalizados por graves efectos de aerosol en los ojos , quemaduras y cintazos