miércoles, 27 de noviembre de 2013

Domingo 1 de Diciembre , Fiesta Patronal de capilla Medalla Milagrosa en Paso Piedra


El domingo 1 de diciembre , inicio del tiempo liturgico de adviento , compartiremos en Paso Piedra la celebración de la festividad patronal.
A las 10:00 de la mañana nos convocaremos en la capilla para compartir una procesion , y en esos pasos que daremos como comunidad iremos poniendo en oración los pasos que estamos llamados a dar por Dios en la vida personal , familiar , pastoral , laboral, vecinal ...
Durante la misa nos iluminará el texto de los discipulos de Emaús , un texto rico , donde hay una experiencia de peregrinación donde una pequeña comunidad de hermanos van pasando progresivamente de la tristeza y el desconcierto a la alegría y el gusto por generar encuentro y proclamación de la Buena Noticia. Esto se dió porque integraron a Jesús a su camino.
 
El lema que marcará este tiempo de adviento será "SEAMOS BUENA NOTICIA EN LA VIDA DEL PRÓJIMO" ... como lo es Jesús con los discipulos de Emaús , como lo fueron estos discipulos que encendidos de entusiasmo comunicaron su alegría y fueron buena noticia para el resto de la comunidad ...
 
Tres pequeños hermanos recibirán a Cristo eucaristía por primera vez , hay una linda analogía entre la lectura de Emaús y este especial acontecimiento en la vida de fe de estos niños ...
 
Les recomparto una oración a María elaborada por el Papa Francisco en su primera enciclica compartida con Benedicto XVI :
 
¡Madre, ayuda nuestra fe!

Abre nuestro oído a la Palabra, para que reconozcamos la voz de Dios y su llamada.

Aviva en nosotros el deseo de seguir sus pasos, saliendo de nuestra tierra y confiando en su promesa.

Ayúdanos a dejarnos tocar por su amor, para que podamos tocarlo en la fe.

Ayúdanos a fiarnos plenamente de él, a creer en su amor, sobre todo en los momentos de tribulación y de cruz, cuando nuestra fe es llamada a crecer y a madurar.

Siembra en nuestra fe la alegría del Resucitado. Recuérdanos que quien cree nunca está solo.

Enséñanos a mirar con los ojos de Jesús, para que él sea luz en nuestro camino. Y que esta luz de fe crezca continuamente en nosotros, hasta que llegue el día sin ocaso, que es el mismo Cristo, tu Hijo, nuestro Señor.
Amen