miércoles, 9 de enero de 2013

Y se va armando el horno nomas , sin prisa pero sin pausa

 
 
Fernán Silva Valdez que en su poema Yo Soy Como El Hornero, dice:

“El polvo de su tierra y el agua de su cielo
le ofrecen noble barro;
intuición heredada,
un poco de trabajo,
canto, aleteo, amor,
y ya está el nido armado.” ...

En estos días , sin prisa pero sin pausa , vamos armando un lindo horno de barro en el patio parroquial.  Replicando el arte del hornerito va cobrando forma el horno de barro de cuya boca saldran buenas noticias : ricas empanadas , exquisitos panes, oportunidades para encontrarse y compartir, experiencias de aprendizaje sobre el arte de la panificacion ... y cuantas cosas mas ...
 
Van algunas fotos ... el pajaro hornero construye y cría a dúo ... sabe de trabajo en equipo ... todo un signo. Este horno de barro tambien , manos unidas y pies comprometidos con la pisada para la hechura del adobe van asegurando el pronto alcance de la meta ...
 
Cuando lo terminemos compartiremos el nombre del horno y el porque del nombre ...
 
Abajo de las fotos va publicado un hermoso poema sobre el pájaro hornero ...
 
 
 
 
 
POEMA AL HORNERO
 
Unos lo llaman Casero,
Alonsito o Albañil,
Juan del Barro allá en Brasil,
en mi pago... en mi pago es el Hornero.
Con paso vivo y ligero,
de rápidos movimientos,
suele caminar atento
bichando sin alzar vuelo,
la vista fija en el suelo
en busca de su alimento.

Ni su canto melodioso,
ni un plumaje colorido,
ni un vuelo muy sostenido
le da el renombre que tiene,
porque su fama mantiene
por cómo construye el nido.

Arma el nido en cualquier lau,
árbol, corniza o tranquera,
un molino, una cumbrera
o el poste de un alambrau.
Después que el barro ha encontrau
con hoja o crines lo amasa
y con el pico se pasa
meta acarrear con esmero
y en pocos días el Hornero
ya tiene lista su casa.

Siempre Hornerito has construído
a cada cría un rancho nuevo,
y como flores los huevos
que en primavera han venido.
Con tu pareja que ha sido
fiel de por vida con vos,
animalito de Dios,
digno ejemplo de ternura,
ya que al llegar la postura
dicen que incuban los dos.

Tordos, víboras, jilgueros,
comadrejas y gorriones,
son los posibles ladrones
de la casa del Hornero.
Que habrá de jugarse el cuero
con el pico y su cantar
pa' que no puedan dentrar
a la alcoba ni a la sala,
donde la hornera se instala
pa' los pichones sacar.


Si canta en un temporal
es porque está por parar,
y el que lo llegue a atacar,
seguro que le va mal.
Dicen que es medicinal
solo nido abandonau,
un trozo de horno mojau
pa' la afección en la piel,
se pasa un trocito de él
y al tiempo estará sanau.

Es el ave nacional,
es símbolo de trabajo,
y es dicha lo que nos trajo
ese pequeño animal.
Es augurio sin igual
ver su nido donde quiera,
o su estampa tan campera,
sencillo aunque bien plantau,
arquitecto consumau
y un albañil de primera.

Es un pájaro sagrau
y mansito por demás,
si vuelvo el tiempo pa' atrás
cuando la gomera usaba,
cualquier bicho cascoteaba
pero un Hornero jamás.