sábado, 26 de marzo de 2016

Sabado Santo: Señor, No nos dejes caer en la resignación






Sabrosa reflexión del Papa Francisco para integrar a este día de Sábado Santo, donde la comunidad discipular está atravesada por el escandalo de la cruz ,la muerte de Cristo y tiempos de incertidumbre; y a la vez tibias esperanzas en la promesa de la resurrección:
“¿Qué es la misión sino decir con nuestra vida: «Padre nuestro»?
A este Padre nuestro es a quien rezamos con insistencia todos los días: no nos dejes caer en la tentación. El mismo Jesús lo hizo. Él rezó para que sus discípulos —de ayer y de hoy— no cayéramos en la tentación. ¿Cuál puede ser una de las tentaciones que nos podría asediar? ¿Cuál puede ser una de las tentaciones que brota no sólo de contemplar la realidad sino de caminarla? ¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas, el desprecio por la dignidad de la persona, la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad? ¿Qué tentación podemos tener una y otra vez frente a esta realidad que parece haberse convertido en un sistema inamovible?
Creo que podríamos resumirla con la palabra resignación. Frente a esta realidad nos puede ganar una de las armas preferidas del demonio, la resignación. Una resignación que nos paraliza y nos impide no sólo caminar, sino también hacer camino; una resignación que no sólo nos atemoriza, sino que nos atrinchera en nuestras «sacristías» y aparentes seguridades; una resignación que no sólo nos impide anunciar, sino que nos impide alabar. Una resignación que no sólo nos impide proyectar, sino que nos impide arriesgar y transformar.
Por eso, Padre nuestro, no nos dejes caer en la tentación”

Papa Francisco , Ciudad de Morelia -México 2016

Cuidar las culturas del encuentro y del dialogo; trabajar contra la corrupcion , la mentira , la deshonestidad y toda forma de violencia ; privilegiar la solidaridad efectiva y proteger apasionadamente la cultura del trabajo y la dignidad de los trabajadores