miércoles, 23 de marzo de 2016

Compartimos la Misa Crismal en Rio Colorado






CORRESPONSAL FOTOGRAFICO: GENTILEZA DE RICARDO GONZALEZ (VIEDMA)
En el día de ayer las comunidades parroquiales de Santa María y Sagrado Corazón de Jesús de Rio Colorado recibieron a miembros de las demás comunidades de la diócesis de Viedma para compartir la Misa Crismal presidida por el P.O.Esteban Laxague.
Una grata experiencia de oración, rencuentro y comunión con gente hermana de distintos lugares.
Durante la misa los sacerdotes renovamos las promesas que realizamos el día en que fuimos ungidos con la gracia del orden sagrado y enviados a sembrar Buena Noticia junto a la gente,   y se bendijeron los óleos que en el transcurso del año se utilizaran para compartir sacramentos.
Agradecemos mucho a las comunidades de Rio Colorado por recibirnos y por lo compartido. Buena Semana Santa para todas las comunidades!!!!!!


Comparto para integrar a las reflexiones de este tiempo palabras de los obispos de la Patagonia en su mensaje de Pascua 2016:

“¿Y nosotros? ¿Qué patria queremos construir hoy y qué país nos proponemos dejar a las generaciones venideras? ¿Cómo nos recordarán en el futuro: como hombres y mujeres que supieron asumir sus responsabilidades ciudadanas, o como per-sonas que estuvieron ocupadas y preocupadas mezquinamente por su solo bienestar, olvidándose de los demás?
Toda la vida de Jesús refleja su desvelo por construir entre nosotros vínculos profundos y fraternos. Contemplando a Jerusalén, Jesús deja aflorar su tristeza y preocupación: “¡Jerusalén, Jerusalén! … ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste!” (Lc. 13,34). Y en la última cena, a modo de testamento, Jesús reza una y otra vez: “que sean uno, como nosotros somos uno” (Jn 17,22). Él quiere recrear en nosotros nuestra voca-ción de ser un “PUEBLO DE HERMANOS”. Y nos señala el camino: “el que quiera ser el más grande hágase el último y servidor de todos” (Mc. 9,35), “perdonen siempre” (Lc. 6,27-31), “no busquen los primeros puestos” (Mt. 23,6) “denles ustedes de comer” (Lc.9,13).
A la luz de Cristo Resucitado re-proponemos la “Opción Preferencial por los Pobres” , como compromiso de que en el centro de nuestra mente, de nuestras actitudes, de nuestros gestos y de las políticas públicas ha de estar siempre la persona humana, y no un desarrollo a cualquier precio. Queremos re-proponerla como hilo conductor que guíe un progreso humano, justo, integrador y fuente de felicidad para todos, libre de intereses partidarios o corporativos que suelen ocultar mezquindad, injusticias y marginación de personas. Desde esta opción preferencial por los pobres sostenemos algunas prioridades aún con el riesgo de que otros aspectos importantes queden de lado”
Texto completo: