jueves, 8 de agosto de 2013

Fiesta de San Cayetano y Oracion del Padre Nuestro de los Trabajadores


"JUNTO A SAN CAYETANO SALGAMOS SIN MIEDO A VIVIR EL EVANGELIO"
 
El miércoles 7 de agosto la comunidad cristiana de San Cayetano nos recibió para homenajear el testimonio de vida del  “Patrono de la providencia”.

Oramos por todas las realidades que van marcando grata o ingratamente nuestro diario andar. Especialmente oramos para fomentar cada día más una cultura del encuentro, por todas las familias, agradeciendo por los que tienen trabajo y pidiendo por aquellos que buscan y no encuentran, por aquellos que tienen trabajo pero no lo ejercen debidamente, por aquellos que tienen pero se encuentran en condiciones de precariedad e informalidad laboral, por aquellos que son “apretados” por hacer bien las cosas o defender legítimamente los derechos de los trabajadores. Oramos por todos los jóvenes, en especial aquellos que empiezan a trazar los primeros pasos de la juventud-adultez; por quienes no gozan de plena salud y por las instituciones del barrio y la localidad.

Compartimos una procesión por algunas calles del barrio, la misa y unos ricos bizcochitos con chocolate.

Gente de la pequeña comunidad Virgen de Lujan del barrio Las Bardas llevó para orar el “Padre Nuestro de los trabajadores” , ciertamente muy significativo. Un día antes, el martes 6, gente del lugar horneo con mucho amor los pancitos de San Cayetano para compartir con la gente que se sumara al festejo comunitario.

Todo muy lindo en un muy buen clima humano a pesar del viento que despeino hasta la imagen del santo.

Muchas gracias a todos los que acompañaron poder vivir de forma simple esta fiesta de la fe donde Jesús desde el evangelio nos decía “No temas rebaño pequeñito , yo estoy con ustedes para construir el Reino” (Lc 12,32)

Compartimos el Padre Nuestro de los Trabajadores:

Padre Nuestro que estás en los cielos , pero no te olvidas de tus hijos , que luchamos y transformamos con nuestro trabajo el mundo que creaste.

Venga a nosotros tu Reino , de Justicia y Dignidad; de Amor y de igualdad. Venga tu Reino para que el fruto de nuestras manos nos de vida buena y Vida en abundancia.

Hágase tu Voluntad en el cielo y en la tierra para que los bienes que nos diste para todos sean repartidos con justicia y compartidos con solidaridad, para que nadie pase necesidad mientras otros derrochan y malgastan.

Libranos del mal de la injusticia social , de la pereza, de las inequidades en lo familiar, de malgastar lo que cuesta ganar.

Perdona nuestras ofensas , especialmente cuando no cumplimos nuestras obligaciones en el trabajo , como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden.

Y danos a todos la Gracia de ser , con nuestro trabajo , constructores de un mundo mejor. Amen