viernes, 3 de junio de 2016

Festividad del Sagrado Corazón de Jesús: Dios Salva con un corazón de carne




… Dios salva con un corazón de carne…

Fotografía, gentileza: Luisa Fuentes Almiron


Esta es la expresión que marcó particularmente la festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Justamente transformamos en intención la expresión: Ayúdanos Señor a ser una iglesia con corazón de carne

El corazón de piedra caracterizado por rigideces, asperezas, insensibilidades, obturaciones a la novedad , a la verdad y a la gracia … se abre paso abonando la vida del prójimo y de la comunidad desde estas singularidades….
El corazón Fariseo caracterizado por hipocresías y miradas legalistas…. se abre paso “organizando” la vida en justos y pecadores…. en blanco y negro… en bueno y malo… en divino y diabólico ….  manifestando serias y a veces peligrosas dificultades para comprender al otro … para interpretar las gamas de colores que componen la realidad …
El corazón fratricida  , homologable al corazón de Caín … muchas veces por inseguridades , inmadureces afectivas , apetitos de poder, añoranzas de omnipotencia …. opera en la realidad violentándose cruentamente contra el otro y contra toda forma de vinculación fraternal … busca satisfacer deseos de bienestar desde posiciones maquiavélicas  …. ve al otro no como hermano sino como cosa o amenaza .

Deseamos un corazón de carne…. que siente a la vida con sus gozos y dolores … que ama y es amado …. que tambien porque se anima a vivir se expone a incomprensiones e injusticias y a veces las padece profundamnete…. pero es un corazón que SIENTE LA VIDA. Como cantábamos al final de la celebración “Danos un corazón grande para Amar , danos un corazón fuerte para luchar”. 

Ayudaron mucho los signos que compartieron, y que le dimos desde lo simbólico un sentido espiritual,  las comunidades de San Cayetano y San José (las zapatillas embarradas, esto de callejear la vida … caminar la realidad); María Auxiliadora (el poncho, signo del abrigo que salvaguarda esa calidez tan necesaria en las relaciones humanas); Virgen de Luján (compartió el Pan y Agua, poniendo en oración el valor de los frutos del trabajo y el ser alimento en la vida de la comunidad) y Sagrado Corazón de Jesús (que compartió el bastón , usado durante su convalecencia por Pelusa Pividori. Bastón que es punto de apoyo para levantarme y avanzar .... avanzar aún cuando muchas circunstancias hacen difícil dar pasos). 

Ayudaron los bellos presentes que realizaron Maira y Romina , corazones hechos por corazones de mujeres valientes y luchadoras. 

Ayudaron las letras de las canciones elegidas por el coro 

Damos gracias por todo lo lindo compartido durante la tarde , la procesión y la misa. Bendiciones y renovados ánimos misioneros.