domingo, 3 de abril de 2016

Misericordiosos como el Buen Samaritano






Durante la mañana del domingo de hoy compartimos una grata experiencia de encuentro familiar a la luz del texto de la parábola del Buen Samaritano, a la luz de la representación aplaudible 100% que realizaron las catequistas y que nos ayudó (como decía un papá y una mamá) a interpretar la Palabra de Dios con situaciones de nuestra cotidianeidad, a la luz de los “cuchicheos compartidos” y reflexiones espontaneas que fueron surgiendo de niños y adultos, a la luz del signo final que fuimos componiendo.
Oramos en familia y entre familias ...
Ponemos en oración el camino de vida de todas las familias, en especial la invitación de Dios a vivir la misericordia… esto de llevar corazón samaritano a las realidades atravesadas por experiencias de desdicha o fragilizadas en su posibilidad de estar de pie y hacer camino….



¡¡¡¡ Bendiciones y muy buena semana !!!

 Gentileza imagenes : Marisa Aguirrezabala





Muy buena la dramatizacion de todos los personajes .... nuestro "Buen Samaritano" maneja el lenguaje y los gestos de manera admirable
Las "Levitas" , las vecinas que .... pasaron de largo ...

... el joven que venía bailando paró y se ocupó de cuidar y llamar gente para que asistieran a la vecina. Me recuerda a Juan Cruz Amerise , aquel joven que asisitó a una mamá con su beba que fueron atropellados en un episodio de Buenos Aires


El scardote de la parabola .... muy preocupado de si había o no había incienzo en la sacristía .... le dejó una estampita de San Expedito a quien estaba desmayado al lado del camino .... y siguió de largo con sus rezos y mirada al cielo ....